Alfredo
Castillo, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte
(Conade) fue duramente criticado por
haber asistido a las competencia de los Juegos Olímpicos de Rio 2016 en
compañía de su pareja, con quien habría tenido una “luna de miel olímpica” con cargo al presupuesto público.

El funcionario, quien es
caracterizado por aplicar mano dura y sancionar a los deportivos de manera
intransigente, se mostró amoroso con su pareja, con quien acudió a varios
eventos oficiales a “derramar miel”.

Su
acompañante vistió la ropa oficial de la firma Hugo-Boss que portaron las
seleccionadas mexicanas

que participan en los juegos y en todos
los eventos fue tratada como parte de la delegación de funcionarios oficiales
que representaban a este país.

 

La pareja fue vista junta, entre
otros eventos, en la competencia de tiro con arco donde el quipo femenil de
este país fue eliminado en cuartos de final, así como en la final de clavados sincronizados.

Sin embargo, estos privilegios parecen no ser merecidos,
ya que la delegación de deportistas mexicanos ha sufrido una patética derrota y
no ha conquistado una sola medalla.

Los medios acusan que las políticas deportivas en la Conade son
deficientes y los deportistas se encuentran prácticamente abandonados
, por lo
que no sorprenden los resultandos tan mediocres que México ha obtenido en las Olimpiadas.

La
indignación de los mexicanos y el enojo son grandes
. Pues mientras el estado no genera
deportistas de alto rendimientos con posibilidades de competir con éxito contra
las delegaciones de otros países, este funcionar que ya cumplió un año frente a la dependencia sin dar resultados, puede
darse el lujo de irse prácticamente de paseo y de luna de miel con su pareja
con cargo al erario de la nación. 

 

Fuente: denunciasmx.com

DEJA UNA RESPUESTA