Nápoles y la Del Valle, invadidas de tugurios y congales

0
2408

En los últimos años, en la colonia Nápoles, ubicada en la delegación Benito Juárez se instalaron establecimientos mercantiles que los vecinos asocian con extranjeras y prostitución. En recorrido con Diario de México enumeran algunos focos rojos que han identificado.

Se trata de bares, cantinas y restaurantes pero también de inmuebles donde habitan, en grupo, mujeres de otras nacionalidades, que muchas de las veces han sido objeto de denuncias de los habitantes de la zona.

El ruido, las repentinas balaceras, las peleas callejeras, los gritos en la madrugada, los desmanes de la gente alcoholizada y los “movimientos extraños”, los han llevado a las ventanillas delegacionales, a la Secretaría del Medio Ambiente, a la Secretaría de Seguridad Pública y hasta a la Procuraduría Ambiental para presentar quejas que las autoridades han hecho caso omiso.

La Nápoles, donde en días pasados fue hallado el cuerpo sin vida de la colombiana, Stephanie Magón Ramírez, ha vivido el auge de las construcciones inmobiliarias, así como de la actividad comercial, empresarial y hotelera.

Ubicada dentro de la delegación Benito Juárez, colinda con la avenida Viaducto Río Becerra y las colonias Escandón y San Pedro de los Pinos; con la avenida de los Insurgentes, la colonia Del Valle, con el Eje 5 Sur avenida San Antonio y la Ciudad de los Deportes.

Su posición y contexto, han hecho de este territorio un sitio en el que convergen los factores propicios para los giros negros, explican los vecinos.

Fue en 2014 cuando el Golden Prime llegó a instalarse a la colonia. El “restaurante bar”, localizado en la calle de Dakota número 305, anunciaba una pasarela internacional en su página de Facebook.

En las fotografías, que ya fueron bajadas del perfil de la red social, se puede ver a las mujeres pasearse en ropa interior entre las mesas de los comensales. “5 de julio. Primera pasarela Golden sin palabras”, se lee en los encabezados.

En las cuentas de Twitter, los colonos mostraban su preocupación con comentarios como: ¿Acaso esto no está tipificado como TRATA?; ¿Ya se dieron cuenta de lo que está pasando en la colonia, qué onda @ManceraMiguelMX?; ¿En qué momento autorizaron un tugurio a la mitad de la colonia?”.

Un grupo de al menos 20 personas, todos vecinos de las colonias Nápoles y Del Valle, solicitaron al entonces jefe delegacional Jorge Romero Herrera, que regule o cierre de manera definitiva el Golden Prime.

Pedían respeto a la Ley de Cultura Cívica y la Ley de Establecimientos Mercantiles de la Ciudad de México porque, de acuerdo con ellos, se realizaban prácticas al margen de la ley: venta de alcohol a menores de edad y servicios relacionados con el comercio sexual.

Se quejaban también del uso de calles aledañas para estacionar los autos de los clientes, de la invasión de banquetas y pasos peatonales, además del volumen de la música en horarios no permitidos.

Aunque la delegación colocó sellos de suspensión, el Golden Prime continuó operando. “No hay suspensión de actividades en el Golden Prime y tienen etiquetas de suspensión de actividades. Una verdadera burla; ¿Por qué el Golden Prime tiene sellos de suspensión de actividades y sigue operando?”, cuestionaban los colonos en redes sociales.

Además del Golden Prime, el PM Zone, en Altadena número 51, también ofrece pasarela de mujeres en ropa interior, aseguran los vecinos a Diario de México. “Martes de pasarela”, anuncia la publicidad del lugar en Facebook, al tiempo que muestra a una mujer en minifalda.

Prime and Wine, en Insurgentes Sur 3800, es otro de los lugares señalados. “Ahí encuentras extranjeras y mexicanas, hay de todo, en especial más latinas. Con una manera de vestir agresiva: microfaldas… Y extrañamente se desaparecen las chicas con los clientes en un tercer nivel que tiene ese lugar”, afirman los residentes.

A la lista, los vecinos agregan el Salón Diamante Negro en Louisiana 99, esquina con Dakota, y el Debarbas, en Pensilvania, esquina con Kansas.

De los inmuebles enumeran al menos cuatro: Giorgia 63, un edificio de departamentos donde habitan alrededor de 20 extranjeras y que los vecinos califican como “uno de los más problemáticos” de la zona, donde incluso, refieren, se han armado balaceras con saldos mortales; otro inmueble en Giorgia 54, “donde se arman fiestas de 4 días”; el edificio marcado con el número 143 en San Antonio, donde según cuentan los vecinos, en la azotea se asoleaban desnudas las habitantes, hasta que los vecinos se quejaron; y Dakota número 336, habitado también por extranjeras y muy cercano al Golden Prime.

Fuente: http://www.diariodemexico.com.mx/

DEJA UNA RESPUESTA