Vecinos de seis colonias formaron un frente contra el proyecto de mejoramiento y rehabilitación urbano-arquitectónica de la estación Villa de Cortés de la línea 2 del Metro, donde se pretende construir, en ambos accesos, oriente y poniente, torres de ocho pisos.

Además exigieron la realización de una consulta ciudadana vinculante y una reunión con las autoridades del Sistema de Transporte Colectivo (STC) para conocer el proyecto y sus alcances, antes de iniciar las obras; de lo contrario no lo permitiremos y emprenderemos aacciones, como bloquear la calzada de Tlalpan en ambos sentidos.

Los trabajos, denunciaron, incluyen la desaparición del parque Victoria, construido en la década de los 40, que cuenta con una fuente estilo art nouveau y es descanso obligatorio de las peregrinaciones del sur de la ciudad hacia la Basílica de Guadalupe.

En una reunión en el parque Iztaccíhuatl, María Eugenia Basurto, Susana Bátiz y Ofelia Delgado denunciaron que mediante un permiso administrativo temporal revocable se entregaron a la empresa ACCCO 8 mil metros cuadrados, que podrá comercializar para la instalación de gimnasios, servicios de tesorería, veterinarias o consultorios médicos, entre otros giros.

Los 100 millones de pesos que invertirá en dicha construcción podrá recuperarlos con la renta de esos espacios durante 10 años y con la posibilidad de prorrogar por un tiempo igual el permiso, sin tomar en cuenta la opinión de los vecinos, que sufrirán problemas de abastecimiento de agua potable.

El drenaje colapsará, no habrá lugares de estacionamiento para los nuevos trabajadores y clientes de los comercios, y el impuesto predial se elevará, lo que provocará la emigración de quienes no puedan pagarlo, por una obra que favorece al sector privado, consideraron.

El director del Metro, Jorge Gaviño, ha declinado nuestras solicitudes de una reunión para que informe del proyecto, y sólo distribuye un folleto donde se informa que mejorará el entorno, tendremos un paso seguro y gratis para cruzar, y elevadores, para que aceptemos, dijeron.

Ante ello, se solicitó la intervención de la Asamblea Legislativa para que nos expliquen esta obra, se realice una consulta entre los vecinos de las colonias Villa de Cortés, Iztaccihuátl, Postal, Josefa Ortiz de Domínguez, Navitivas, Moderna y Álamos, y un conteo de los árboles del parque Victoria para que no desaparezcan.

Rechazaron que algún partido político esté detrás de su movimiento, ante la presencia del diputado constituyente Bernardo Bátiz, quien estuvo presente como vecino de la zona.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/

DEJA UNA RESPUESTA