ISRAEL ORTEGA

Cd. de México (11 febrero 2018).- El ex Delegado de Benito Juárez, Fadlala Akabani, consideró que la Procuraduría capitalina debería ampliar las investigaciones de los edificios nuevos que se dañaron durante el sismo en esa demarcación, respecto al papel de los funcionarios de la administración de Christian von Roehrich en el control de las obras.

Lo anterior, luego de que el DRO del edificio de Zapata 56, que colapsó en la Colonia Portales tras el 19 de septiembre, libró las imputaciones por homicidio y responsabilidad como Director de Obra.

Quien fuera titular de la demarcación por el PAN, señaló que los colapsos en Bretaña 90 y Zapata 56, deberían ser indagados de oficio por los decesos.

“La Procuraduría de la Ciudad de México debe extender las indagatorias a los servidores públicos de la Delegación Benito Juárez, particularmente al Director General Jurídico y de Gobierno, así como a la Dirección General de Obras para deslindar responsabiliades por parte de la autoridad”, expuso.

Asimismo, consideró que el hecho de que solo en esa demarcación hubiera construcciones nuevas que no resistieron el sismo del 19 de septiembre, pese a que las normas técnicas lo señalaban, indica que hubo corrupción y omisiones.

“La autoridad debe agotar todas las instancias de investigación y debe deslindar responsabilidades. Hay omisiones en la actuación de la autoridad (delegacional) que presumen corrupción”, acotó.

“Debieron supervisar que la construcción se apegara a su construcción estructural. Aquí se murió una persona, el Gobierno de la Ciudad no actúa, provee de impunidad a la Delegación Benito Juárez”.

De acuerdo un acopio de datos del ex funcionario, que aspira a volver a gobernar la demarcación con Morena, la Benito Juárez registró un total de 52 edificios dañados, hay 334 reportes de posibles edificios con algún daño y de manera previa al sismo los vecinos ya habían denunciado en diferentes ocasiones las construcciones irregulares.

 

Fuente: http://www.reforma.com

DEJA UNA RESPUESTA